Definición

La amortización es la representación contable de la perdida de valor económico (depreciación) de un bien empresarial fijo (un inmovilizado) cuya vida útil se extiende a lo largo de varios periodos contables (un periodo contable dura un año).

¿Por qué amortizamos los bienes? Porque los bienes se gastan, ya sea por el paso del tiempo, el uso o la obsolescencia (el bien se va quedando anticuado).

Los bienes amortizables pueden ser tangibles, por ejemplo, un vehículo o un edificio o intangibles, por ejemplo, un programa informático. Atención: los terrenos (o solares) no son amortizables.

Para amortizar un bien primero se necesita saber cuánto vale ese bien, cuánto tiempo dura su vida útil y cuánto vale su valor residual (el valor de un bien cuándo ya no es útil para la función original para la que se adquirió). La diferencia entre lo que vale un bien y su valor residual es el valor que se va amortizar.

La amortización no es simplemente un ajuste del valor de los bienes, es un gasto y por tanto una perdida. Desde el punto de vista impositivo (o fiscal), eso significa una reducción del dinero a pagar en el impuesto de sociedades.


¿No encuentras una definición?