Definición

El coste de oportunidad responde a siguiente pregunta: ¿a qué tengo que renunciar para conseguir, hacer o evitar algo? Es decir, el coste de oportunidad contabiliza un dilema entre dos opciones mutuamente excluyentes, suele ser medido cómo a qué se ha de renunciar por conseguir una unidad de algo.

El coste de oportunidad va más allá de la valoración de algo en meros términos monetarios que aparecen, por ejemplo, en el precio de un producto de supermercado, porque trata de las renuncias o sacrificios que se hacen para conseguir un objetivo.

El coste de oportunidad es también llamado coste marginal, porque se habla del coste de una unidad suplementaria y porque este coste puede ser constante o creciente.

Aquí van distintos tipos de coste de oportunidad:

El coste de oportunidad del consumidor, medido por la relación marginal de sustitución de un bien X por el bien Y, que consiste en decir lo que se deja de consumir del bien X por obtener una unidad más del bien Y. Dicho de otro modo, cuántas unidades monetarias (por ejemplo, euros) se dejan de gastar en el bien X para gastar una unidad monetaria más en el bien Y.

El coste de oportunidad de los factores de producción, medido por la relación marginal de sustitución técnica de capital (K, bienes productivos) por trabajo (L, tiempo de trabajo), que consiste, por ejemplo en decir cuánto salario por L se deja de pagar por invertir una unidad monetaria más en K para la producción de un bien o un conjunto de bienes.

El coste de oportunidad para la producción de bienes, medido por la relación marginal técnica para sustituir la producción de un bien Y por otro X, que consiste en decir cuánto se renuncia a producir el bien X para producir un bien Y. O dicho de otro modo, cuánto dejo de producir de X (valorado en unidades monetarias) por producir Y por valor de una unidad monetaria.

El coste de oportunidad puede ir más lejos. Por ejemplo, cuánto aumenta la contaminación por producir una unidad más de un bien X.


¿No encuentras una definición?