Definición

En el estudio de la economía de un país, se suele limitar en una primera fase a tres componentes: el consumo de los hogares (o privado), la inversión y el gasto público. Esto sería correcto para una economía cerrada que no tiene relaciones comerciales ni financieras con el exterior, pero todas los países tienen lazos económicos con otros. Todos envían al extranjero y reciben del extranjero en mayor o menor medida, dinero (para, por ejemplo, comprar acciones de empresas) y mercancías, es decir todos exportan e importan.

Así se puede decir que el PIB (Producto Interior Bruto o Y o conjunto de rentas ganadas en un país) es igual al consumo de los hogares (C) más la inversión (I) más el gasto público (G), más las exportaciones (X) menos la importaciones (I). Así se usa la siguiente expresión:

Y = C + I + G + X – M

Aquí las importaciones son el conjunto de inversiones que un país hace en el exterior, el consumo de bienes y servicios extranjeros y gasto público en bienes y servicios extranjeros, por lo que exportaciones es lo mismo en sentido contrario.

A la diferencia de exportaciones menos importaciones se le llama exportaciones netas (XN = X – M) por lo que la fórmula queda así:

Y = C + I + G + XN

La idea de economía abierta ayuda a entender que la diferencia entre exportaciones e importaciones puede generar un déficit o un superávit y también permite medir la capacidad o necesidad de financiación de un país.

Si transformamos la fórmula, lo veremos más claro.

Y - C - G = I + XN

“Y” significa PIB de un país, pero también renta del país. Si a toda la renta de un país se le resta el dinero gastado por los hogares ( C ) y por el estado (G), entonces nos queda el ahorro (S), quedando la formula así:

S = I + XN

O dicho de otro modo:

S – I = XN

El ahorro puede ser superior a la inversión, lo que significa que el país tiene capacidad de financiación o puede que el ahorro sea menor que la inversión lo que significa que hay una necesidad de inversión que será satisfecha con capitales (generalmente prestados) extranjeros. Dado que no todas la economías tienen el mismo grado de apertura, así que se mide con la siguiente fórmula, llamada Coeficiente de Apertura de la Economía (CAE):

CAE = ((Exportaciones+Importaciones)/PIB)*100

O dicho de otro modo, la suma de exportaciones e importaciones bienes y servicios dividida por el PIB y todo ello multiplicado por 100 para expresarlo en tantos por ciento. Este ratio tiene una validez limitada porque no tiene en cuenta, por ejemplo, la inversiones, las remesas y las subvenciones (que son parte de la balanza de pagos) o la cantidad de trabajadores nacionales que trabajan fuera del país o la cantidad de trabajadores extranjeros que acoge dicha nación.

Cuando se analiza una economía abierta hay que tener en cuenta la inflación nacional y la de los países extranjeros, el tipo de cambio con otras monedas, la renta per capita de las personas de la nación y del extranjero, las preferencias de los consumidores por bienes nacionales y extranjeros, los costes de transporte, la fortaleza de los derechos de propiedad y el tipo de interés nacional y del extranjero.

Con el modelo de economía cerrada, un país se ve obligado a producir todo para satisfacer sus necesidades, con la economía abierta la producción de bienes y servicios se especializa por países, es decir, se concentra la producción de bienes y servicios y se comercia para satisfacer el resto de necesidades. Una ventaja de esto es la mejora de la calidad de bienes y servicios mediante una mayor diversificación de estos, pero puede producir la deslocalización de la producción a países extranjeros.

¿Qué hace que una economía sea más exportadora?

Los factores que convierten a una nación en fuertemente exportadora es la educación de sus ciudadanos enfocada a la obtención de habilidades (por ejemplo, Alemania), incentivos para crear empresas (por ejemplo, EE.UU.), los recursos naturales (por ejemplo, Brasil) y el tipo de cambio reducido de la moneda nacional (por ejemplo, China).

¿E importadora?

Los factores que hacen a una nación ser una gran importadora son bajos aranceles, es decir, impuestos de entrada (por ejemplo, el interior de la Unión Europea donde no hay aranceles), escasos obstáculos administrativos, consumidores con un fuerte poder adquisitivo y renta alta en el mercado de destino (por ejemplo, Canadá).

Todos esto flujos comerciales y financieros se ven aumentados si la inflación es baja, si los costes de transporte son pequeños y si los costes de las operaciones financieras son pequeños. Además las inversiones son mayores si bajan los tipos de interés.


¿No encuentras una definición?