Definición

El mercado es un medio de intercambio de bienes y servicios entre vendedores y compradores o entre oferentes y demandantes.

En el mercado los intercambios se realizaron inicialmente por medio del trueque (intercambio de bienes y servicios), pero la aparición del dinero para pagar aumentó la cantidad de transacciones.

Hay que escapar de la idea de que un mercado es un edificio donde la gente se reúne para comprar y vender. Un mercado puede limitarse a un tipo de bien, pero puede carecer de límites físicos o geográficos. Por ejemplo, los mercados financieros carecen prácticamente de límites geográficos.

Los mercados pueden afectar a cualquier tipo de cosa o persona que puede convertirse en el objeto de ese mercado aunque sea una actividad inmoral o ilegal.

Hoy en día se sigue comerciando con esclavos (aunque esta práctica sea inmoral, esté prohibida y perseguida por instituciones internacionales). Y también hay mercados de coches, de envío de paquetes, de trigo, de petroleo... Y por supuesto, hay mercados financieros de acciones, bonos, divisas, futuros, opciones...

El mercado como medio funciona mejor o peor en función de ciertas condiciones de “competencia perfecta”.

La primera condición es que ningún participante (o grupo) pueda manipular el precio de lo que se ofrece en función de conveniencias particulares. Para que esto sea así se necesita que en el mercado haya muchos vendedores y compradores y que no haya colusión de intereses (acuerdos entre ellos para obtener ventajas en detrimento de otros).

Otra condición es la transparencia, abundancia y accesibilidad de información compresible sobre el producto para todos los participantes en la transacción. La información es muy importante en una situación de negociación porque permite valorar el objeto de la transacción. Frecuentemente, aquel que fabrica o vende el producto tiene una idea más clara de su valor y negocia un precio que le es más beneficioso.

El objeto de venta en el mercado debe ser igual a los otros objetos vendidos para evitar exclusividad (o monopolios) en el mercado. Es por eso que las empresas buscan diferenciar sus productos de la competencia mediante atributos especiales o simplemente la presentación o la marca.

Otra condición, es la ausencia de barreras de entrada y salida del mercado. Dicho de otra manera, que no haya costes especiales como el pago por permisos por empezar a vender en el mercado o penalización por dejar de operar en ese mercado. Es práctica común de algunos empresarios el influir en poderes públicos para poner trabas administrativas o impuestos a potenciales nuevos competidores. En la Unión Europea, se ha intentado acabar con esas barreras que dificultaban el comercio entre sus estados miembro. Por eso ya no se pagan aranceles cuando pasan productos entre países y se igualan las leyes de calidad de los productos y servicios.

Los mercados deben estar bien comunicados de tal manera que todo el mundo pueda vender a cualquiera y viceversa, imposibilitando así la aparición de mercado cautivos. Es por eso que la Unión Europea y EE.UU. se preocupan por sus infraestructuras y porque los trabajadores puedan trasladarse de un país a otro (de ahí también que se favorezca el aprendizaje de idiomas).

Y una condición más, la ausencia de costes por transacción, por ejemplo, el coste de redactar un contrato y certificarlo notarialmente. Sin costes de transacción, todo lo que queda es el precio de producto.

De cumplirse estas condiciones, se llega a la situación “ideal” en la que el precio del producto es equivalente al coste que posibilita solamente la continuidad de la actividad del negocio pero con un beneficio nulo.

Los mercados rara vez son perfectos en su eficiencia por lo que los estados intervienen en mayor o menor medida en el mercado para evitar situaciones injustas o dañinas, de ahí que haya incentivos para ciertas actividades económicas, educación económica y financiera pública y gratuita, derechos laborales y del consumidor, la Comisión Nacional de la Competencia que vela por evitar abusos de mercado, legislación de protección del medio ambiente...


¿No encuentras una definición?