Definición

Un swap (permuta o intercambio, en inglés) es un acuerdo entre dos agentes económicos para pagar intereses de un préstamo en las condiciones originales del otro agente.

Básicamente, hay dos tipos de swap: el de tipos de interés y el de divisas.

El swap de tipos de interés consiste en un acuerdo entre dos agentes económicos (agente A y agente B) que tienen que pagar un préstamo con la misma cantidad de principal pero con distintas condiciones para el pago de intereses. El agente A paga un interés fijo pero le gustaría pagar un interés variable más bajo, y el agente B paga un interés variable (que tiene por referencia el tipo de interés del mercado) pero prefiere pagar un interés fijo. El swap lleva a que cada uno pague el interés del otro, sin intercambiar el principal de cada préstamo (que son de la misma cuantía). Aquel que se queda con el interés variable se arriesga a una subida de tipos.

El swap de divisas es lo mismo que lo anterior pero los dos agentes tienen que pagar préstamos denominados en divisas distintas (por ejemplo, el agente A, euros y el agente B, dólares de EE.UU.). Y se intercambian incluso la cantidad del principal en la moneda de la otra parte. Este trato supone que los pagos de los intereses estarán sometidos a los cambios de precio de cada divisa e incluso, según el caso, a los cambios de tipo de interés lo que a una parte le puede salir caro.

Los swaps se pueden realizar mediante un intermediario financiero que se beneficiará de los tratos y de las diferencias de tipos de interés acordados.

Este instrumento tiene sentido para ser usado por varias razones. La primera es que no todos los que piden prestamos tienen acceso a todos los préstamos posibles ni todos los que piden prestamos lo piden con las mismas condiciones. Ahí hay un margen para mejorar los tratos con un swap. Otra razón es la necesidad de evitar riesgos consiguiendo pagar un interés fijo. En cuanto al swap de divisas, se usa con la intención de obtener divisas prestadas a un tipo de interés más barato que aquel que la compañía podría pedir directamente.

En muchos casos, el swap es como una apuesta que solo especialistas en finanzas y economía deberían realizar.


¿No encuentras una definición?